miércoles, julio 23, 2014

Evangelio Julio 23, 2014

El que tenga oidos, que oiga
Mateo 13, 1-9.
Tiempo Ordinario.
¿Quiénes pueden escuchar y entender a Cristo? Los que no tienen prejuicios, los que tienen un corazón sencillo.

Del santo Evangelio según san Mateo 13, 1-9
Aquel día, salió Jesús de casa y se sentó junto al lago. Acudió tanta gente, que tuvo que subirse a una barca; se sentó y la gente se quedó de pie en la orilla. Les habló mucho rato en parábolas: Salió el sembrador a sembrar. Al sembrar, un poco cayó al borde del camino; vinieron los pájaros y se lo comieron. Otro poco cayó en terreno pedregoso, donde apenas tenía tierra; como la tierra no era profunda, brotó en seguida; pero en cuanto salió el sol, se abrasó, y por falta de raíz se secó. Otro poco cayó entre zarzas, que crecieron y lo ahogaron. El resto cayó en tierra buena y dio grano: unos, ciento: otros, sesenta: otros, treinta. El que tenga oídos, que oiga.

Oración introductoria
Gracias, Señor, por este tiempo de oración, ayúdame a ser una buena tierra para aprovechar bien esta contemplación. Incrementa mi fe para que pueda descubrirte en lo ordinario de este día. Aumenta mi esperanza para que pueda confiar en Ti siempre. Ensancha mi amor para serte fiel en los detalles más pequeños que hoy pongas en mi camino.

Petición
Señor, concédeme vivir unido a Ti, para dar muchos frutos para la misión.

Meditación del Papa Francisco
Un cristiano restauracionista, legalista, que lo quiere todo claro y seguro, no va a encontrar nada. La tradición y la memoria del pasado tienen que ayudarnos a reunir el valor necesario para abrir espacios nuevos a Dios.
Aquel que hoy buscase siempre soluciones disciplinares, el que tienda a la "seguridad" doctrinal de modo exagerado, el que busca obstinadamente recuperar el pasado perdido, posee una visión estática e involutiva. Y así la fe se convierte en una ideología entre tantas otras.
Por mi parte, tengo una certeza dogmática: Dios está en la vida de cada uno. Y aún cuando la vida de una persona haya sido un desastre, aunque los vicios, la droga o cualquier otra cosa la tengan destruida, Dios está en su vida. Por eso, se puede y se debe buscar a Dios en toda vida humana. Aunque la vida de una persona sea terreno lleno de espinas y hierbajos, alberga siempre un espacio en que puede crecer la buena semilla. Es necesario fiarse de Dios. (S.S. Francisco, 27 de septiembre de 2013).

Reflexión
Hay hombres que han sobresalido por sus grandes discursos. Sin duda, hombres formados y con excelentes capacidades para la oratoria. Sin embargo, el mensaje más importante, el que trajo Jesucristo de parte de Dios, su Padre, no se construyó utilizando un vocabulario y unas estructuras gramaticales prodigiosas, sino con palabras sencillas: tierra, semillas, pájaros, sol...

Jesús utilizó las parábolas para explicar los grandes contenidos de su predicación. De esta manera no excluía a nadie, porque todos podían entenderle. ¿Todos? Bueno, sólo aquellos que tuvieran oídos para escucharle.

¿Quiénes pueden escuchar y entender a Cristo? Principalmente los que no tienen prejuicios, los que tienen un corazón sencillo, los que permiten que el Espíritu Santo les hable en lo más profundo del alma.

Por unos instantes, vamos a situarnos en la escena de este evangelio. Jesús se sentó junto al lago y acudió mucha gente.

¿Guardamos cada día unos momentos para acudir a ese "lago" para escuchar a Dios? ¿Con qué frecuencia tomamos entre las manos las páginas la Biblia? Es allí, en esa intimidad, en la que Dios nos habla y nos desvela sus secretos. Es en la oración donde hace que las sencillas palabras impacten en nuestro corazón y nos transformen.

Diálogo con Cristo
Señor, desde la eternidad has sembrado en mi corazón la vocación de ser tu discípulo y misionero. Permite que la semilla de mi fe, recibida en mi bautismo, crezca y dé abundantes frutos para el bien de los demás, principalmente aquellos más cercanos. Ayúdame a vivir con el constante deseo de trabajar por Ti y corresponderte como Tú te mereces.

Propósito
Pidiendo la luz del Espíritu Santo, darme un tiempo para reflexionar y descubrir ese apego que no me deja crecer en mi amor a Dios y a los demás.=
=
Autor: P.Clemente González | Fuente: Catholic.net

Santo Evangelio según san Mateo 13:3


Santoral Julio 23


-Beata Catalina Caldés Socias, Mártir
-Beata Juana de Orvieto, Mártir
-Beata Margarita María López de Maturana, Mártir
-Beata Prudencia Canyelles Ginesta, Mártir

-Beato Anacario Benito Nozal, Religioso y Mártir
-Beato Basilio Hopko, Obispo
-Beato Benito Solana Ruiz, Religioso y Mártir
-Beato Cristino Gondek, Sacerdote y Mártir 
-Beato Emllio Arce Díez, Mártir 
-Beato Epifanio Sierra Conde, Religioso y Mártir 
-Beato Eufrasio de Celis Santos, Religioso y Mártir
-Beato Felipe Ruiz Fraile, Religioso y Mártir
-Beato Felipe Valcobado Granado, Mártir
-Beato Félix Ugalde Irurzun, Religioso y Mártir 
-Beato Fulgencio Calvo Sánchez, Religioso y Mártir
-Beato Francisco Mayol Oliver, Religioso Misionero y Mártir 
-Beato Germán Pérez Giménez, y 8 compañeros Mártires
-Beato Honorato Carracedo Ramos, Religioso y Mártir
-Beato Ildefonso García Nozal, Religioso y Mártir
-Beato José Estalayo García, Religioso y Mártir
-Beato José María Ruiz Martínez, Religioso y Mártir
-Beato José Osés Saínz, Religioso y Mártir

-Beato José Sala Picó, Sacerdote y Mártir

-Beato Juan Pedro Bengoa Aranguren, Religioso y Mártir

-Beato Julio Mediavilla Concejero, Religioso y Mártir

-Beato Justiniano Cuesta Redondo, religioso y mártir
-Beato Laurino Proaño Cuesta, Religioso y Mártir
-Beato Manuel Pérez Jiménez, Mártir
-Beato Maurilio Macho Rodríguez, Religioso y Mártir

-Beato Miguel Pons Ramis, Religioso Misionero y Mártir
-Beato Nicéforo Díez Tejerina de Daimiel, y 5 compañeros Mártires
-Beato Pablo María Leoz Portillo, Religioso y Mártir
-Beato Pablo Noguera Trias, Sacerdote y Mártir
-Beato Pedro Largo Redondo, Religioso y Mártir
-Beato Pedro Ruiz de los Paños, Sacerdote y Mártir
-Beato Simón Reynés Solivellas, y 5 compañeros Misioneros y Mártires
-Beato Tomás Cuartero Gascón, Religioso y Mártir
-Beato Vicente Díaz Tejeira, Mártir
-Beato Zacarías Fernández Crespo de Daimiel, Religioso y Mártir


-Institución de la Orden de Nuestra Señora de Premontre, Lancaster, Inglaterra 

-Nuestra Señora de la Divina Gracia
-Nuestra Señora del Corpiño 

-San Abilio Ramos, Religioso y Mártir
-San Apolinar de Rávena, Obispo y Mártir (Julio 20)
-San Apolonio, Mártir
-San Bernardo de Alcira, Monje y Mártir
-San Casiano, Monje
-San Eugenio, Mártir

-San Ezequiel, Profeta del A.T.
-San Hidulfo, Confesor
-San Juan Casiano, Monje Abad
-San Lasar, Confesor
-San Liborio de Le Mans, Obispo y Confesor (Abril 9)

-San Mohamed, Monje y Mártir
-San Olimpio, Confesor
-San Plenmondo, Obispo
-San Rasifo, Mártir
-San Raveno, Presbítero y Mártir
-San Severo de Bizia, Mártir

-San Talo de Laodicea, Mártir
-San Teófilo, Mártir
-San Trófimo de Laodicea, Mártir
-San Valeriano de Cimiez, Obispo y Monje
-San Vicente, Mártir
-San Vodino, Obispo


-Santa Ana Wang, Mártir
-Santa Brígida de Suecia, Virgen Fundadora, Patrona de Europa (Memoria Litúrgica)
-Santa Cunegunda, Religiosa
-Santa Erundina de Roma, Virgen
-Santa Gracia de Alcira, Monja y Mártir
-Santa María de Alcira, Monja y Mártir
-Santa Primitiva, Mártir
-Santa Redempta de Roma, Virgen
-Santa Redenta, Mártir
-Santa Rómula de Roma, Virgen Fundadora
-Santa Zaida de Alcira, Monja y Mártir
-Santa Zoraida de Alcira, Monja y Mártir

-Santos Mártires de Daimiel
-Santos Gaspar, Melchor y Baltasar, Reyes Magos (Julio 23 y 24)