jueves, diciembre 18, 2014

Evangelio Diciembre 18, 2014

Anuncio del Ángel a José
Adviento
Mateo 1, 18-24.
José estaba siguiendo un buen proyecto de vida pero Dios reservaba para él otro plan más grande.

Del santo Evangelio según san Mateo 1, 18-24
La concepción de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto. Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados». Todo esto sucedió para que se cumpliese el oráculo del Señor por medio del profeta: Ved que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que traducido significa: «Dios con nosotros». Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a su mujer.

Oración introductoria
Jesús, el misterio de la Encarnación es un maravilloso misterio de humildad y de amor. Todos los protagonistas me dan una lección de vida que quiero llegar a vivir. Permite que esta oración abra mi mente y mi corazón para tener esa docilidad de san José y la humildad de María.

Petición
Señor, dame el espíritu generoso y obediente de san José para vivir mi vocación cristiana con esa misma magnanimidad.

Meditación del Papa Francisco
Renunciar a la cosa más preciosa, a la persona más amada. Pero como en el caso de Abram, el Señor interviene: ha encontrado la fe que buscaba y abre un camino diverso, un camino de amor y felicidad: 'José -le dice- no temas de tomar contigo a María, tu esposa. De hecho el niño que ha sido generado en ella proviene del Espíritu Santo'.
Este evangelio nos muestra toda la grandeza de ánimo de José. Él estaba siguiendo un buen proyecto de vida pero Dios reservaba para él otro plan, una misión más grande.
José era un hombre que siempre sabía escuchar la voz de Dios, era profundamente sensible a su secreta voluntad, un hombre atento a los mensajes que le llegaban desde lo más profundo del corazón. (Papa Francisco, 22 de diciembre de 2013)

Reflexión
¡Qué grande Madre tenemos! Una de las cosas que más atraen en este pasaje evangélico es la confianza que tenía María en Dios. Y es que Ella se sentía una muchacha como todas pero, con unos deseos inmensos de amar a Dios y de ser amada por Él.

Podemos experimentar por un momento los sentimientos de María después del anuncio del ángel, y pensar que no fue nada sencillo para ella. ¿A quién se lo contaría primero? ¿A sus padres, a José o tal vez a su mejor amiga? ¿qué iban a pensar de ella si se los contaba? El evangelio nos dice que José decidió repudiarla en secreto. Ante esta primera dificultad se encontró María, pero como la verdad no se impone por la fuerza, ella respondió libremente con un si sostenido. Entre tanto, dejó que las cosas siguieran su curso mientras Dios actuaba callada y silenciosamente. A su ritmo.

Ella lo confía todo a Dios. Deja actuar a Dios y Dios actúa Ella. ¿No había escuchado acaso en la sinagoga: “confía tus caminos al Señor espera en Él y Él actuará?” María lo meditaba en su corazón. Dios amó tanto la confianza y cercanía de su humilde Sierva que se valió de Ella para obrar maravillas. Porque la confianza de un alma a la Misericordia de Dios es el mayor homenaje a su amor; y la desconfianza, el pecado que más duele al corazón de Cristo.

Propósito
Crear y fomentar, en todo lugar y momento, un ambiente de acogida y benedicencia.

Diálogo con Cristo
Jesucristo, ayúdame a edificar mi propia santificación en la entrega generosa, en la búsqueda de tu gloria y en una esforzada abnegación de mí mismo, especialmente en el seno de mi propia familia, siguiendo el ejemplo de san José, quien ante una crisis, su primera reacción fue la caridad.
=
Por: Francisco Javier Valencia | Fuente: Catholic.net

Santo Evangelio según san Mateo 1:18


-Tiempo de Adviendo, Indice

-Tiempo de Adviendo-

-Adviento y Navidad
-La Corona de Adviento
-Que es el Adviento?
-Sabías Que...

-Como realizar una Corona de Adviento 1
-Como realizar una Corona de Adviento 2

-Actitudes Fundamentales del Adviento
-Oración a Nuestra Señora del Adviento

-Grandes Testigos del Adviento



-Los 4 Domingos de Adviento 2012
-Los 4 Domingos de Adviento 2013
-Los 4 Domingos de Adviento 2014

-Primer Domingo de Adviento 2012
-Primer Domingo de Adviento 2013
-Primer Domingo de Adviento 2014



-Primer Domingo de Adviento
-Primer Domingo de Adviento (Estampita y Oración)
-Primer Domingo de Adviento (Oración)
-Oración para el Primer Domingo de Adviento (Estampita)
-Primer Domingo de Adviento, El Señor viene






-Tercer Domingo de Adviento, para Rezar en Familia durante el Tiempo de Adviento
-Tercer Domingo de Adviento, (Estampita)
-Oración diaria para la Tercera Semana de Adviento, Domingo (Estampita)
Domingo de Adviento, El heraldo del Señor
Semana de Adviento, Diciembre 16 al 24, La Novena


Semana de Adviento, Lunes
Semana de Adviento, Martes
Semana de Adviento, Miércoles
Semana de Adviento, Jueves
Semana de Adviento, Viernes
Semana de Adviento, Sábado




Semana de Adviento, Miércoles
Semana de Adviento, Jueves
Semana de Adviento, Viernes
Semana de Adviento, Sábado

-Homilía del Papa Juan Pablo II, Misa de Noche Buena, Diciembre 24, 2003