lunes, mayo 20, 2013

San Lucifer o Lucífero de Cagliari, Obispo

San Lucifer o Lucífero de Cagliari, Obispo
Mayo 20

Etimológicamente significa “portador de luz”. Viene de la lengua latina.

La posibilidad de utilizar las grandes técnicas científicas para atentar contra la vida de una parte de la humanidad, acrecienta una violenta crisis de confianza: Hay pueblos que llegan a tener miedo unos de otros, y los responsables de los estados caen en este mismo miedo; la consecuencia es un replegarse sobre sí mismos, las capacidades creativas quedan paralizadas por el terror.

Fue un obispo del siglo IV. Cuando se recorre la hagiografía de los santos, uno caen en la cuenta de que éste –con nombre parecido al del demonio Lucifer-, es uno de los más admirados y queridos por el pueblo de Cerdeña.

Nunca se replegó sobre sí mismo, sino que, por el contrario, sembró la paz, la cultura entre su pueblo que, gracias a él, no se sentía atemorizado.
Uno de los frentes de batalla mas serios con los que tuvo que enfrentarse, fue precisamente el arrianismo.

Menos mal que tenía una honda preparación intellectual y una gran firmeza de espíritu.
Se le conoce como el gran combatiente contra el hereje Arrio. San Atanasio le escribía desde Alejandría. Le decía palabras como éstas: "Oh Lucífero, sigue haciendo honor a tu nombre y siembra la verdad en todos los lugares".

Fue legado del Papa en el concilio de Milán en el año 355.

Juntamente con san Eusebio y san Dionisio de Milán fueron los únicos en condenar la conducta del emperador Constante con Atanasio. Por eso serían exiliados los dos. Desde su destierro en Palestina escribió muchas cartas en defensa de la doctrina de la Iglesia. Juliano el Apóstata le permitió volver a Cagliari, en donde murió en el 370.
=
Autor: P. Felipe Santos | Fuente: Catholic.net

No hay comentarios.:

Publicar un comentario